Bruno trabajando en un Mark VI con Abraham de Román